Recibe hakuna en tu mail

jueves, 26 de abril de 2012


CETOSIS, DEBATES Y ANIVERSARIOS



28 días y 11 kilos menos después, reporto que la cetosis ha sido un éxito, ahora resulta que hasta tengo que subir mi colesterol, hace 4 semanas comencé con este proceso metabólico empatado al proceso electoral, que anda incluso más flaco que yo.



Hace ya unos 13 o 14 años, los viernes en Toluca se presentaba un cantante poblano que regalaba la cuenta de la mesa que más prendida estuviera mientras se presentaba su show, lamento decir que por más escándalo y ridículos que hacíamos, mi mesa nunca se llevó el premio.

Años después, gracias a la casualidad cierto tugurio jarocho se volvió famoso con el ritmo de “la mesa que más aplauda”, ritmo que a la fecha sigue apareciendo por ahí gracias al mal gusto de algunos dj’s.

Sobre la mesa se dicen y se hacen muchas cosas, hay mesas legendarias, la de Arturo por ejemplo, la de regalos de bodas, la de los novios, la de honor, las de ikea, en fin, pero en México recientemente la mesa de la verdad fue todo un tema.

Finalmente resulto ser solo una anécdota más de nuestro choteado sistema político, que le pone aderezo al tema de las campañas y de la incapacidad de algunos para ofrecer propuestas, pues solo se han dedicado a denostar y en honor a la verdad, no fue ni la mesa más aplaudida ni la ganadora del pomo.



Adoro los debates, me fascina la argumentación, mi esposa de chocolate dice que cuando discute conmigo al poco rato de la disertación ya olvidó porqué estaba enojada, creo firmemente que confrontar las ideas y mostrar que tenemos la razón en base a eso o al menos a demostrar que el oponente no la tiene es un ejercicio de inteligencia y de habilidad mental y personal, es una cuestión individual que nos clarifica que nos permite demostrar lo que somos y lo que no somos.

Los que nos esperan en los próximos días tienen las expectativas realmente bajas, serán monólogos en donde seguramente nadie confrontará los dichos ajenos y se dedicará a realizar propuestas y en todo caso a sacar algún detalle de menor importancia, es decir, los debates son una oportunidad para marcar diferencias, para acortar distancias, para definir rumbos, pero creo que en este caso no sucederá nada de eso, finalmente el debate debe ser cotidiano entre nosotros mismos, con nosotros mismos, en la medida de que nos debatamos, creceremos.



Hace exactamente un año don Luis Videgaray me informó que el Doctor Eruviel Ávila entonces candidato a Gobernador, me invitaba a coordinar su campaña en la zona oriente del Estado de México, repleto de emoción y de entusiasmo le entré al toro y con enorme gusto y convicción me dediqué durante esos días a colaborar en una campaña organizada, bien planeada y espléndidamente aceptada por los mexiquenses, hoy a 365 días de esa invitación doy gracias por una gran experiencia de vida.

La cetosis continuará un mes más, es mi voluntad y mi convicción, finalmente el sacrificio  redunda en beneficios siempre y cuando sea planeado y tenga objetivos concretos, ojalá que lo que venga para México en estos días de cetosis, también tenga voluntad y convicción, pero sobre todo redunde en beneficios planeados y objetivos claros. Que así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario