Recibe hakuna en tu mail

lunes, 26 de noviembre de 2012

SANTIAGO Y TOMÁS


Mis bisabuelos paternos, ambos respetados y queridos en sus pueblos, ambos buenos para los negocios y ambos presidentes municipales en varias ocasiones de sendos municipios, son el antecedente más próximo que tengo de la cultura política mexiquense.

Sin haber sido más que alcaldes, no se podría decir que fueron políticos profesionales, pues en su época, Don Santiago y Don Tomás prefirieron dedicarse a sus actividades comerciales para poder sacar adelante a sus familias, muy a pesar de sus convicciones políticas, pues en aquel entonces ser alcalde, era más bien ser benefactor, entregarle tu tiempo al servicio público y adoptar como tuyos los problemas de la comunidad.

Hasta la muerte de Alfredo Zarate Albarrán, el Estado de México vivía una especie de cacicazgos regionales en donde se hacia valer la ley del más fuerte, peculios o feudos administrados por unas cuantas familias, en ese entonces, los mexiquenses no llegaban ni al millón y la población era mayoritariamente rural.

Fue el nombramiento de Isidro Fabela como gobernador sustituto, lo que inició una nueva época en la política de mi estado, por muchas razones, por su perfil académico y político, el internacionalista mexicano comenzó una etapa de modernización en todas las facetas de la vida del estado... Esa fue la época de Tomás y Santiago, ahí están las fotos de las visitas del gobernador Fabela a Tianguistenco y a Almoloya del Río.

En aquella misma época, el joven Director del Instituto Científico y Literario de Toluca, antecedente de la Universidad Autónoma del Estado de México, el abogado Adolfo López Mateos se convertiría en el único mexiquense que fuera Presidente de la República en el siglo 20.

La política en el estado de México como en muchos lugares, es una actividad que va más allá del simple ejercicio del poder, trata de estrategias, de grupos, de elocuencia, de habilidades, de lealtades, de conocimiento, de visión... ¿Quién en aquella época hubiera podido asegurar que el joven director del instituto sería algún día presidente?.

Por mi parte, jamás hubiera imaginado en ese preciso memento que el joven abogado subsecretario de gobierno que conocí una noche de viernes en el año 2000 afuera de su oficina de palacio de gobierno se convertirá en Presidente el próximo sábado.

Para fortuna de todos, la política y las formas , o lo mejor de ambas de la época de mis bisabuelos, es hoy solo una parte de la tradición política mexiquense, ya tendré oportunidad de platicarles más al respecto en "el encantador de serpientes", sin embargo me resulta finalmente un orgullo, que un político de mi estado, esté a unos días de darnos una enorme satisfacción a los bisnietos de todos los Santiagos y Tomás, a todos los nietos de los Jobs y Josés y a todos los hijos de Jaimes mexiquenses, que construyeron con su trabajo y empeño la tradición política del estado.

Si la alegría puede ser un poquito más amplia, que jamás completa, el domingo el Toluca puede ser campeón por onceava ocasión desde su ascenso a la primera división, tendrá que pasar sobre un equipo que me cae re bien y que merece toda mi admiración y respeto, pero los Xolos, están hechos para ser unos grandes subcampeones. Así sea.

El fin de semana le toco su turno a Timothy Green, algo hay que encontrar de bueno en todo lo que los sentidos perciben, esta vez solo puedo referir el buen rato en compañía de la esposa de chocolate y de la niña come jitomates... Finalmente la peli facilita recordar que por mucho que lo deseemos, ser padre será siempre una tarea inconclusa, imperfecta, pero si se hace de corazón y con mucho amor, nada malo puede pasar.



1 comentario: