Recibe hakuna en tu mail

miércoles, 24 de julio de 2013

CASI TODO INCLUIDO


CASI TODO INCLUIDO

“No hay borracho que no sea valiente ni crudo que no sea humilde!!!“
Atribuida al filósofo Ángel Lugo.

Nunca me ha gustado tomar vacaciones cuando no las necesito.

A pesar de que ya me he acostumbrado a dosificarme de tal modo que para cuando llega el momento de las vacaciones obligatorias ya las necesito,  jamás he estado muy de acuerdo con eso de que te impongan los periodos vacacionales, porque coincidentemente, siempre corresponden a las temporadas altas y las tarifas están por los cielos. (Ay, ya hablo como señor, me quejo de todo)

Afortunadamente el trabajo actual me permite escoger mis vacaciones y yo con la inteligencia y la sagacidad que me caracterizan he escogido la semana principal del verano para tomarme unos días... No les digo!

Todo se debe a ese bonito gen heredado de nunca planear para esperar al último momento, así viví toda mi historia de hijo de familia, con la emoción de salir temprano hacia algún lugar con la incertidumbre de saber cuando o de dónde regresaríamos, era muy emocionante!

Ahora esa emoción se reduce a mi y a mis eventuales acompañantes, pero realmente sólo a mi, porque ahora sólo depende de lo que yo quiero hacer, ver o probar, todavía no llego a esa etapa de la vida en la que quieres mostrarle el mundo a alguien más o simplemente compartirlo con alguien más.

Quintana Roo, significa para mi, más de lo que representa el estado sede de tanta belleza natural o el nombre del esposo de Leona Vicario del que poco enseñan en la escuela pero que tanto hizo por la incipiente nación que ayudó a forjar; Quintana Roo me recuerda a mis abuelos, a los cuervos, al calvario, a los vagos que me bulearon toda la infancia; también ésta  fue la sede de la luna de miel más mágica de la historia... Fue realmente mágico que nos haya alcanzado para tantas cosas con tan poquito dinero, jeje

Ahora, lejos de buscar visitar Holbox como es mi deseo, vine a caer a la selva domesticada de la Riviera maya, a un sitio de esos que son casi todo incluido, pues no incluye todo lo que se te antoja, pero si una serie de prerrogativas que difícilmente explotas al máximo como para que les salgas debiendo a los señores Fairmont.

Lejos del bullicio y cerca de más de 50 especies animales, sin contar los insectos, tuve la oportunidad de recorrer los 60 kilómetros que me separan de Cancún y cenar con mis grandes amigos, Juan, Lore y Ricky, con quienes ya he festejado su cumpleaños en las vacaciones en otros sitios igual de padres, ahora vinieron la jitomata y la chocolata en sus versiones todo terreno que incluyen llantas adecuadas para aguantar los bufets que temen a sus acometidas.

Cena, compañía y ánimo inigualable, de regreso a la selva veneciana de mayakoba todo ha sido descansar, no dan ganas ni de hacer ejercicio, un poco de lectura y actualización permanente del estado del tiempo, los pronósticos y los seguimientos a lo ocurrido por las lluvias y a Cardozo en su debut, pero sólo descansar, mientras tanto Marcelo reinventa la izquierda, oooootra vez, el pacto peligra, ooooootra vez y los periódicos parecen reimprimir las noticias de hace 5 o 10 años, too shame.

Parece que en México hemos olvidado que tenemos el derecho y la posibilidad de escoger, así como las vacaciones impuestas pueden ser optativas e intercambiables, para hacerlas, si queremos al mismo tiempo, pero porque queremos, el país debe de saber que aunque estamos obligados a hacer algunas cosas para que todo camine y vaya mejor, podemos escoger el modo y el momento, creo que como a mi para esta vacación, ha llegado el tiempo.

El llanero solitario era una interrogante que disipé en playa del Carmen, decidí verla doblada, para escuchar el "toro" y no el mote gringo, fue larga, pero divertida, escuchar el tema musical me remontó a los años de la caricatura que seguimos manolin y yo para, corte a: yo era el llanero y mi heymano toro, seguramente después de esta movie yo escogería a toro... If you know what i mean.

Me despido del sol y del mar, prometiéndole cada vez que volveré, porque siento que nos quedamos a deber, que ya será para la otra, mientras tanto, mi querida amiga de la tierra caliente, convertida en la “ccc purépecha”, me pregunta: ¿escribiste?, espero que al menos, esto responda una de sus interrogantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario